Sorprendente che in Italia e Spagna non sia esplosa la rivolta sociale

Romano Prodi se declara “sorprendido” de que la crisis no haya desatado una “revuelta social”

Shanghái (China), 2 dic (EFE).- El ex primer ministro italiano Romano Prodi se declaró hoy, en entrevista con Efe, “sorprendido” de que en países europeos como España o Italia no haya estallado una “revuelta social” a causa de la crisis.

Quien fue presidente de la Comisión Europea (1999-2004) y primer ministro de Italia en dos ocasiones (1996-1998 y 2006-2008) explicó su visión de la situación en una entrevista en Shangái, antes de dar una conferencia ante medio centenar de alumnos de la Escuela Internacional de Negocios China-Europa.

“En todos los casos de la Historia, cuando tienes este retroceso de la economía, con tanto sufrimiento diluido entre la gente, normalmente tienes una revuelta social“, comentó.

“Eso en Europa fue siempre positivo, porque lleva a una madurez más profunda, pero también debe ser una señal para los líderes de que algo debe cambiar, porque la paciencia no es eterna“, advirtió,

Según Prodi, aunque no hubo grandes revueltas, en países como España, tras la experiencia del 15-M y de la conversión de parte de ese movimiento en un partido (Podemos), la política española está viviendo un momento “de evolución, aunque no de revolución”, lo que, aseguró, “es importante para la democracia”.

Ahora, opinó, “la mayor parte de las tensiones (socioeconómicas) en España se han trasvasado a la arena política y eso es un gran avance, especialmente en un país como España, donde el enfrentamiento político aún está tan profundo en la mente de la sociedad”.

Fenómenos como el de Podemos son “comunes” en países como España e Italia, donde también emergió el Movimiento Cinco Estrellas, dijo, aunque “los españoles se están organizando más como un partido político que los italianos, con mítines, reuniones, congresos y votaciones, mientras en Italia se ha quedado como un movimiento”.

“Sus motivaciones son muy similares, pero su comportamiento es diferente”, constató.

Con todo, aunque dijo no conocer tan de cerca la situación española, alertó de que “no hay que subestimar el descontento de los descontentos“, ya que es fácil “levantar esperanzas” pero más complicado encontrar soluciones factibles.

“Una cosa son las protestas, que están totalmente justificadas, y otra completamente diferente es la solución, que en cualquier caso es difícil” en las circunstancias actuales para estos países, aseguró.

Lo mismo se aplica para todos los partidos, incluidos los más extremistas y antieuropeos, que, pese a la mejora de sus resultados en las elecciones europeas, en mayo pasado, “tuvieron una enorme dificultad para ir juntos en el Parlamento”, dijo, porque “hay un montón de diferencias entre criticar y hacer propuestas positivas”.

Con todo, “hay un mensaje que creo que comparto, y que es absolutamente lógico”, y es que “tenemos que hacer posible, para los países que están bajo presión, que se recuperen, porque si no tienes crecimiento, es imposible que Italia, por ejemplo, reduzca sustancialmente su coeficiente entre deuda y PIB”, explicó.

“El problema es el futuro, ver qué política hace posible la convergencia, y para eso hace falta un cambio de mentalidad en países como Alemania, pero también en los países que tienen que ajustar su presupuesto”, abundó.

“En el pasado, hemos tenido muchos comportamientos irregulares, todo el mundo sabe, por ejemplo, que Grecia, simplemente, hizo trampas” en sus cuentas públicas, recordó.

Por ello, “necesitamos establecer unas garantías sobre el comportamiento (político) y la garantía de tener una política con sentido común, que haga cosas posibles”, manifestó Prodi.

Print Friendly
Condividi!

Dati dell'intervento

Data
Categoria
dicembre 3, 2014
Notizie